27 abril 2008

ILUMINANDO DESDE EL TIEMPO

Marcos, muebles auxiliares, lámparas, maceteros... seguro que tenemos montones de objetos en trasteros o guardados en cajas que tenemos olvidados, y con un poco de imaginación y poco más, podemos convertirlos en la estrella de la casa.

Este es el caso de una lámpara de techo, de 6 brazos, tiene más de 30 años, muy dorada y con piezas de mármol marrón en el eje. Pero hace unos meses, la cambiaron por otra más moderna y fué, pues donde van siempre estas cosas, al trastero.

Como ando de reformas y tengo las ideas y la imaginación a flor de piel, me la llevé para mi casa, la lámpara no era muy atractiva y no voy a decir mucho más puesto que lo único que le hice fué lacarla en blanco nieve brillante. Y luce en mi habitación, parece nueva, y con aire actual. A mi me encanta ahora. Aquí os muestro el antes y el después, ya que de casualidad encontré una foto donde salía la lámpara con su aspecto anterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario