27 abril 2008

¿MUEBLE DE BAÑO O ESPECIERO?

¿Se acuerdan de esos pequeños armaritos de baño específicos para guardar los útiles de afeitado masculino? Blancos, con espejo en la puerta que se colgaban de la pared?
Ya en deshuso, estaba colgado en un trastero y aún guardaba en su interior un par de recipientes metálicos del jabón de afeitar y un par de brochas.

Pues se me encenció la bombillita de las ideas, y decidí convertirlo en un especiero para la cocina.
La verdad es que estaba bastante deteriorado, el espejo estaba manchado por dentro de oxido y de la humedad y el material no era madera, sino prensado con una capa de pintura que se estaba descascarillando.

Quité el espejo, y respecto al armarito, lo limpié, pegué, rellené las grietas, lijé, etc., y lo pinté imitando madera, con tono de fondo y barniz. Con un veteador, imité la madera, y en el hueco del espejo, coloqué una lámina de uno de mis pintores favoritos, un bodegón de Cézanne, que previamente craquelé y envejecí.

El resultado no es perfecto, pues fué uno de mis primeros trabajos de reciclado pero no quita que es una buena idea y que el próximo será mucho mejor.

La foto que encabeza este artículo la he construido con photoshop, para que os hagais una idea de como eran esos armaritos, ya que no tengo fotos del original y bueno, aquí os dejo el resultado, que aún hoy lo uso en la cocina para los botecitos de especias.

2 comentarios:

  1. Enhorabuena por todas tus actividades. Me ha gustado especialmente el resultado de la habitacion en la que has integrado muebles de oficina, no parece la misma, está muy bien.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Encantada! ahora mismo que estaba publicando la ultima entrada, he visto tu comment. Me alegro de que te gusten.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar