17 mayo 2008

Restaurar un BAUL

Otro reto:
Un baul de principio del s XX, o posiblemente de finales del XIX. No es que sea una obra de arte antigua, ni tiene valor material, ya que formaba parte del ajuar de la tia de mi abuela, luego pasó a mi abuela, a mi madre, y ahora lo tengo yo. No ha sido cuidado nunca porque realmente ha servido para guardar cachibaches en un cuartillo, pero lo bueno que tiene es que su madera de pino, en todos estos años no tiene ni una carcoma. Tiene muchas señales, manchas e incluso una quemadura en la tapa, ya que mi abuela lo usaba para planchar, con la típica plancha de carbón, y la dejaba siempre en el mismo sitio, por lo que la quemadura tiene la forma de plancha, y yo he querido conservarla como anécdota.

No tengo muchos conocimientos de restauración, pero leo mucho, asi que con ayuda, este fué el resultado: (Pincha en la foto para ver mejor los detalles)


1.- Este es el estado original del baul, con muchisimas capas de barniz, la tapa, tenia un trozo de cartón bajo un par de capas de barniz, una mancha de pintura, de haber dejado encima una lata, y la quemadura de la plancha.

2.- El interior, estaba en madera cruda, nunca tratada.

3.- Los herrajes de la cerradura, de hierro, estaban oxidados, y sólo tratamos y pulimos la parte visible.

4.- El interior lo he forrado con tela gruesa sobre planchas de goma espuma de 1 cm. No está muy profesional, pero no ha quedado mal.

5.- Finalizado.

Procedimiento exterior:
Decapado con gel decapante, lijado con lijadora eléctrica y a mano, 1 mano de tinte de nogalina, y barnizado acrilico (2 capas).
La tapa estaba suelta, por lo que le pusimos 3 pequeñas bisagras de acero.
Siguen muchas de las señales y la quemadura, pero no me importa ya que no pretendo que sea una obra de arte, sino conservar, reciclar y darle uso a un mueble familiar, que seguro durará si se cuida, un siglo más.
Uso: Lo he colocado a los pies de mi cama, y en él guardo mantas, colchas y otros objetos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario